Datos/Consejos

VAPORIZAR: LA NUEVA FORMA DE PLANCHAR.

   Las tablas de planchar quedaron en el olvido tras la irrupción de los vaporizadores, que quitan las arrugas más profundas de las telas, además de pelusas y ácaros. Ideal para preparar las tenidas de colegio y oficina.

Con el regreso a las actividades presenciales también vuelven las rutinas para preparar mochilas, colaciones y ropa, ya sea para el colegio o para la oficina. Lo que no vuelve este año son las largas y tediosas sesiones de planchado de camisas, pantalones y faldas de colegio, porque ya se consolidó un procedimiento mucho más rápido y fácil de realizar: el vaporizado de la ropa.

El vaporizado es un proceso mucho más rápido y eficiente que el planchado tradicional, y además no necesita tabla de planchar. Basta con colgar la prenda de una percha y repasarla con un implemento muy fácil de tomar y maniobrar, que aplica temperatura y vapor para estirar la tela.

“La vaporización tiene la ventaja adicional de que desinfecta, refresca y desodoriza las telas, porque quita las pelusas y el polvo, y con ello también elimina los ácaros que viven en él, dejando la ropa limpia y fresca en pocos minutos”, indica Gabriel Navarrete, Account Manager de Oster Chile.

Hoy están disponibles diferentes tipos de vaporizadores. Por ejemplo, el vaporizador de prendas Oster con base de cerámica, que trae incorporada la percha donde colocar la prenda a repasar, y que también permite desodorizar y desinfectar al mismo tiempo que se eliminan arrugas y se refresca la tela. Este modelo puede proporcionar hasta 60 minutos de vapor de forma continua y posee una barra ajustable con una manguera flexible de 1,5 metros, por lo que el usuario puede vaporizar cómodamente y de una sola vez lo que desee, incluso pantalones, ya que además de la percha para camisas, incorpora pinzas, para colgar distintos tipos de prendas. Su boquilla de vapor con un cepillo y suela de cerámica ayudan a eliminar arrugas y también los gérmenes que causan malos olores en la tela.

“Incluso las cortinas y los cojines pueden ser vaporizados en su mismo lugar de uso, sin tener que darse el trabajo de desinstalarlos, porque el vaporizador portátil Oster cuenta con una salida de vapor que cubre una superficie bastante amplia de una sola vez”, explica Gabriel Navarrete.

Otra opción disponible es el vaporizador portátil de Oster, que cuenta con una barra especialmente diseñada para eliminar las arrugas más profundas. También cuenta con un interruptor de vapor que puede fijar la salida del vapor por hasta 24 minutos. Y, por supuesto, tiene un asa que permite un agarre fácil, para maniobrar con soltura y rapidez. Su tamaño compacto lo convierte en el compañero perfecto para viajes fuera de casa, y que soluciona rápidamente distintas situaciones, ya que además de vaporizar, incluye un accesorio para remover las pelusas, un protector de vapor, un cepillo y una exclusiva almohadilla para colgar las prendas.

Finalmente, para usuarios que desean vaporizar sus prendas de manera permanente y en cualquier lugar, Oster cuenta con un tercer modelo, presentado un sobrio color negro y con una capacidad para proporcionar golpes de vapor hasta 10 veces más, garantizando acabar con las arrugas más difíciles.

Las tablas de planchar pronto serán parte de la colección de antigüedades de la casa. Ahora basta con colocar la ropa en el clóset para dar un vaporizado que permitirá tener prendas frescas, suaves y sanitizadas para comenzar un nuevo ciclo de actividades presenciales. La versatilidad de todos estos modelos permiten incluso vaporizar aquellos elementos que por su ubicación es dificultoso poner en una tabla de planchar, como por ejemplo sofás, cojines, cortinas, entre otros.

Los tres modelos están disponibles en Oster.cl desde el precio referencial de $22.990

Share:

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil